dissabte, 18 de març de 2017

LA CIBERANIMACIÓN



La ciberanimación es una praxis sociocultural de carácter pedagógico que tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos a través de la creación de redes y comunidades sociales de carácter solidarias con la finalidad de asegurar la sostenibilidad de las comunidades humanas. La ciberanimación genera y optimiza las dinámicas socioculturales que se hacen presentes tanto en los espacios virtuales interconectados en red como en los espacios vivenciales para generar proyectos cooperativos de estructuración de un tejido social solidario, participativo y multicultural que desarrollen modelos de organización social sostenibles e inclusivos.

La ciberanimación pone en contacto a los individuos y los colectivos sociales para generar dinámicas comunicativas interactivas que, a partir de identidades múltiples coincidentes,  desarrollen  nuevas identidades colectivas colaborativas capaces de estructurar modelos de organización social solidarios y sostenibles.

La ciberanimación es la acción de ciudadanos y colectivos sociales, más o menos institucionalizados, tendente a la creación de comunidades sociales solidarias, inclusivas y sostenibles, mediante acciones puntuales y accidentales o a través de proyectos de acción sociocultural pactados y planificados por diferentes actores sociales. 

La ciberanimación desarrolla una cultura y unas dinámicas de la participación que generan acciones colectivas de presencia y participación en el debate y la toma de decisión en el ámbito de las relaciones sociales y las dinámicas de poder y organización sociocultural.

La ciberanimación, en cuanto práctica sociopedagógica, genera su acción a partir de la problematización de la realidad social. Son los problemas e inquietudes de la vida cotidiana los que son compartidos en Red y objetivados a partir de la participación interactiva y la conexión de Redes, generando nuevas acciones que, optimizando las potencialidades del ciberespacio, se proyectan sobre la vida cotidiana de los individuos y sus colectividades.

En este sentido la ciberanimación, en cuanto práctica digital de la animación sociocultural, se caracteriza por:

1. La comunicación y la participación horizontal  como alternativa a la intervención jerarquizada.
2. Los proyectos colaborativos como alternativa a los proyectos de intervención planificados de arriba a abajo.
3. La participación como consecuencia de la conectividad, la confluencia de identidades y las inquietudes comunes.
4. La mediación como alternativa a la intervención del profesional por y para los ciudadanos.
5. La prioridad de las ideas y propuestas (contenidos) sobre el continente: actividades, recursos, soportes e incluso software.
6. La convergencia mediática como fórmula de acceso a la información, a la comunicación y al análisis de la realidad social.
7. La conexión de Redes como fórmula de organización social y de participación en el debate y la toma de decisión.
8. La ausencia de principios universales y, en consecuencia, una comunicación basada en las ideas, inquietudes, intereses e identidades individuales y colectivas.
9. Una cultura de la individualidad y de la colectividad como confluencia de intereses y deseos de los individuos, de forma solidaria y colaborativa. 
(Mario Viché)




                                                                       





    
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada